La tecnología Camera Trainer utiliza el "aprendizaje automático" para funcionar como el "cerebro" de nuestros sistemas de seguridad.
Video Analytics

Ahora Video Analytics tiene el cerebro que le corresponde

Bosch Camera Trainer

Capacidades de aprendizaje automático integradas para entrenar la cámara

Nuestra nueva tecnología Camera Trainer, el siguiente paso lógico de la seguridad por vídeo de alta gama, aprovecha el "aprendizaje automático" para hacer posible que el software Intelligent Video Analytics integrado de las cámaras Bosch funcione de formas que son aún más precisas y específicas de cada aplicación. Una innovación pionera que supone que los clientes tienen una oportunidad sin precedentes para convertir los datos informativos en mejor seguridad, mayor eficiencia empresarial y valiosas pantallas de ingresos.

Bosch Camera Trainer

Video Analytics ha transformado las cámaras de seguridad de hoy en día. Ya no son sistemas pasivos que simplemente observan, graban y reproducen eventos, ahora las cámaras utilizan metadatos para dar sentido y estructura a las grabaciones, y distinguen la diferencia entre falsas alarmas y amenazas potenciales. Sin embargo, aunque la analítica de vídeo mejora considerablemente los niveles de seguridad e inteligencia empresarial, no creíamos que las reglas estándar para detectar y elaborar informes sobre situaciones de seguridad llegaran suficientemente lejos. Esta es la razón por la que hemos invertido mucho tiempo y esfuerzo en desarrollar la tecnología de "aprendizaje automático" que podemos aplicar a nuestras cámaras. El resultado es Camera Trainer, una funcionalidad que permite que el "cerebro" de nuestros sistemas de seguridad se pueda entrenar para mejorar su capacidad de prestar atención, aprender y resolver problemas específicos, personalizados.

El siguiente paso en analítica de vídeo

El siguiente paso en analítica de vídeo

Camera Trainer puede pedir a las cámaras Bosch que identifiquen en una escena nuevos objetos y situaciones definidos específicamente por el usuario. Se pueden añadir instrucciones en cualquier momento, y la cámara las retiene y las usa para procesar escenas futuras. Estas instrucciones también se pueden combinar con reglas de alarma y filtros predeterminados que ya están incorporados en el software Bosch Intelligent Video Analytics para obtener una flexibilidad y una precisión aún mayores.

Información basada en los datos para cada aplicación

Pero Camera Trainer no solo mejora la detección del movimiento, sino que también puede reconocer y detectar objetos estáticos cuando están presentes o ausentes, lo que ofrece muchos más datos informativos que se pueden utilizar de modos que van mucho más allá de la seguridad.

Por ejemplo, en entornos de comercio minorista, se puede enseñar a las cámaras a reconocer la forma de una cesta de compra o la rueda de un carro. Esto les permite detectar cuando alguien entra en un probador o en una zona en que los carros no están permitidos, activando una alarma para reducir considerablemente los hurtos en las tiendas.

Recuento de vehículos

En los aparcamientos, las cámaras habilitadas con Camera Trainer pueden detectar si las plazas están ocupadas o vacías, sin necesidad de sensores en tierra. Así se ahorra en costes y se optimiza el flujo del tráfico. Y lo que es más, como puede identificar objetos estáticos, Camera Trainer también puede detectar coches que se quedan más de lo que permite su periodo de aparcamiento en zonas de tiempo limitado: una forma sencilla y a la vez eficaz de hacer cumplir las normativas y de aumentar las fuentes de ingresos.

El recuento de vehículos es otra aplicación que es cada vez más importante para las ciudades inteligentes. Con Camera Trainer, los ayuntamientos pueden beneficiarse de un sistema de recuento muy fiable que distingue entre el tráfico entrante y saliente. De ese modo, se pueden ajustar las señales de tráfico para cambiar las prioridades de los vehículos, previniendo los atascos y optimizando la fluidez del tráfico en la ciudad.

Camiones que descargan en centros de logística

Camera Trainer se puede utilizar en naves comerciales e industriales para detectar el estado del muelle de carga mediante el reconocimiento de una marca física en el suelo que sirve para detectar el momento en que no hay ningún camión en el muelle. Entonces se puede enviar el camión siguiente a descargar para aumentar la eficiencia y ahorrar en costes.

Camera Trainer también puede optimizar la logística de los almacenes. Estableciendo una alarma de ocupación en las cintas transportadoras, puede detectar cuando hay demasiadas cajas en una línea de producción. De esta forma se puede evitar el amontonamiento de artículos para eliminar las acumulaciones que provocan paradas costosas.

En entornos de transporte como los aeropuertos, donde el conocimiento del flujo del tráfico es crucial para la seguridad, Camera Trainer puede recopilar datos sobre situaciones predefinidas, como cuánto tiempo está aparcado un avión en una terminal o el tiempo que se tarda en descargar el equipaje o en repostar. Todo lo cual puede acelerar el tiempo total necesario, mejorar la eficiencia y reducir los costes de las aerolíneas.

Pequeños carámbanos

Camera Trainer también entra en juego para aplicaciones que van más allá de las capacidades de la analítica de vídeo estándar. Por ejemplo, en condiciones climáticas extremas, las formaciones de carámbanos en los edificios pueden causar daños y suponen una amenaza para los peatones. Las cámaras PTZ (giro-inclinación-zoom) se pueden entrenar para configurar reglas de alarma con el fin de detectar carámbanos de forma que se puedan quitar en las primeras fases de su formación, eliminando así el daño a los edificios y posiblemente salvando vidas.
Estas son solo algunas de las aplicaciones que se pueden beneficiar del uso de Camera Trainer como cerebro de su solución de seguridad e inteligencia.

Lo último en seguridad inteligente

Camera Trainer de Video Analytics

No hay duda de que Video Analytics ha impulsado la innovación en las soluciones de seguridad. Pero con la introducción de Camera Trainer, demostrará verdaderamente su valor. Para los integradores de sistemas, es una forma flexible de adaptar la seguridad a las necesidades individuales de un cliente. Para los usuarios finales, es un ojo digital para observar su mundo con el cerebro que le corresponde. Pero para el mundo de la seguridad, es un juego totalmente distinto. La tranquilidad de que los datos inteligentes puedan ir más allá de proteger personas y propiedades para ofrecer inteligencia empresarial que en última instancia mejora la eficiencia y el rendimiento.
Y eso es algo que, hasta ahora, ninguna cámara de seguridad tenía el cerebro para igualar.

Compartir esto en: