El sistema de sonido de megafonía y emergencias digital Praesideo es una solución empresarial escalable y flexible que prestará servicio a la nueva torre Walter y la unirá con el resto del campus.
Noticias de prensa

La mayor instalación de Praesideo en América del Norte une el campus del Houston Methodist Hospital

Cuando a la empresa de diseño e integración de tecnología Walker Engineering le pidieron que evaluara los sistemas de localización y megafonía del extenso Houston Methodist Hospital, se encontraron con una combinación de sistemas analógicos anticuados que no bastaban para cubrir las necesidades de un centro médico moderno, que incluía la integración con la nueva torre Paula and Joseph C. “Rusty” Walter III, un edificio de 22 plantas y unos 93.000 metros cuadrados dedicados a la cirugía cardiovascular y a la neurocirugía.

En consonancia con el enfoque vanguardista del Houston Methodist hacia la medicina, conseguir unas comunicaciones eficientes en los 10 edificios del centro de la ciudad era una necesidad crucial. Walker recomendó el sistema de sonido de megafonía y emergencias digital Praesideo de Bosch como solución empresarial escalable y flexible para prestar servicio a la nueva Walter Tower y unirla con el resto del campus.

“Ya habíamos actualizado varias de las infraestructuras suburbanas del centro hospitalario, pero el campus del núcleo urbano suponía un tipo de reto distinto", apunta Matt Kenjura, Director de Tecnología de Preconstrucción de Walker. "Cada uno de los edificios existentes tenía su propio sistema de localización heredado y el objetivo fue encontrar un enfoque operativo que pudiera convertir esos sistemas analógicos mixtos en un entorno digital moderno, y hacerlo sin que afectara a las comunicaciones críticas. Praesideo de Bosch tiene la flexibilidad y la escalabilidad adecuadas para mantener todos estos sistemas en funcionamiento durante la transición".

En un entorno hospitalario, las comunicaciones son un componente crucial para una atención diaria eficiente, en especial cuando un paciente necesita asistencia inmediata. El objetivo del Houston Methodist era poder distribuir llamadas en todo el sistema permitiendo a la vez el funcionamiento del tráfico en las plantas y en un solo edificio sin perder ninguna de las más de 1700 llamadas diarias de megafonía.

El enfoque de Walker Engineering fue aprovechar cada sistema de los edificios periféricos convirtiendo la señal de audio en digital con Praesideo de Bosch, lo que permitió que la red de control del sistema funcionara con los amplificadores y transductores analógicos existentes. Estos sistemas, a su vez, se conectan en cadena según el lado de la calle en que se encuentre el edificio, creando básicamente dos circuitos de control principales. Después, un sistema Praesideo adicional conecta todos los edificios para hacer posibles las llamadas en todo el campus. Esta arquitectura anidada funciona como núcleo de la red de distribución.

"Toda la localización crítica del conjunto del campus reside en la red, respaldada por dos redes redundantes", explica Matt Kenjura. "Hay un controlador de red Praesideo y un expansor de audio en cada edificio. Las llamadas se direccionan según su prioridad y también de forma local en la planta, dentro de un edificio o en todo el campus. La clave es la fiabilidad y la inteligibilidad, pues una llamada de Código azul es literalmente cuestión de vida o muerte".

Esa urgencia crítica fue el motor para la actualización de los sistemas existentes. La primera fase consistió en crear una red; en cada edificio se sustituyó el direccionamiento de la señal analógica basada en relés reemplazando los procesadores de señales existentes por controladores de red Praesideo PRS-NCO3 de Bosch y hardware de conversión digital.

El uso de Praesideo para la distribución digital en red fue un éxito inmediato. Ahora se podían comunicar las llamadas perdidas, lo que resolvía la mayor parte de los problemas del sistema. Pero se podían seguir usando los amplificadores y altavoces antiguos, con un importante ahorro de dinero para el Houston Methodist, a la vez que se creaba la infraestructura necesaria para convertir los componentes defectuosos a Praesideo de Bosch cuando surgiera la oportunidad.

Aunque esto es impresionante, es en la nueva torre Walter donde las capacidades del sistema Praesideo surten pleno efecto. En ese centro, todo el sistema de megafonía es un sistema Praesideo de Bosch de principio a fin, desde la estaciones de llamadas hasta los altavoces, incluidos el control de redes, el procesamiento de señales y la amplificación. Con ello se crean muchas ventajas operativas.

Además del direccionamiento de llamadas avanzado, cada componente del sistema Praesideo se puede supervisar y controlar desde un ordenador de la red, lo que aporta eficacia a través de la visibilidad de cada activo físico. Cualquier fallo operativo, como sobrecargas, averías y cortocircuitos se puede identificar y tratar de forma remota, lo que simplifica la solución de problemas y minimiza el tiempo de inactividad. Estas ventajas se consiguen en los edificios satélite al sustituir los amplificadores anticuados por amplificadores de potencia Praesideo, que se conectan a los altavoces existentes.

En general, el campus del Houston Methodist Hospital en el centro de la ciudad opera unos 3.000 canales de audio para cerca de 7.000 altavoces en 126 zonas de sus 10 edificios, y todo ello pasa por un total de 14 sistemas Praesideo interconectados. Además de la localización, la red maneja datos, sistemas de interfono, videovigilancia con acceso controlado, TV por cable y notificaciones masivas de los sistemas de seguridad personal.

Compartir esto en:

Contacto con la prensa y servicio para medios de comunicación